20 de abril de 2007
Yo no he sabido nunca de su historia,
un día nací allí, sencillamente....
La loca geografía de mi puerto, hace que cada día sienta que es infinito.... Caminando por sus laberínticos cerros, en lugares más inexplicables, surgen, se emplazan nuevos hogares, nuevas calles, nuevos universos simbólicos. Cuando era pequeña, mi Tata, me decía que la riqueza de mi puerto, nuestro puerto, estaba en las calles, en sus habitantes, en sus niños y niñas, en los espacios públicos, en las puertas que se abren en lo privado...
Hoy soy trabajadora social, y ejercer mi profesión, es un aprendizaje cotidiano, pero igualmente un cuestionamiento ineludible. Las realidades te movilizan, y a ratos, te indignan. Pero la fuerza de las mujeres, los hombres, los y las niñas, los y las viejos zorros de mi puerto, me mueven a seguir construyendo con ellos, puentes entre las realidades y los sueños.
Sueños de mundos. Donde la tolerancia y el respeto por la diversidad no sea un tema, sino que una práctica cotidiana, lo que implica pensar(me) en mis propias intolerancias e intransigencias. Donde se reconozca que el patrimonio de Valparaíso no radica en construcciones y en territorios delimitados, sino en la construcción cotidiana de territorios, de comunidades, barrios en que se construyen biografías, con un otro, en tanto legítimo otro. Donde nos empoderemos de los Valparaísos soñados y nos atrevamos a salir de los silencios, y podamos construir, en los lenguajes, en las propuestas, en las acciones cotidianas.
Creo en la acción colectiva, en la movilización, en la no aceptación de lo dado como determinante, sino que como un potencial de transformación. Creo en la capacidad de cada uno de los y las jóvenes con los y las que trabajo, para superar sus problemáticas, para ser protagonistas de su historia, pero creo firmemente que el sistema económico, la estructura social, necesita cambios, de formas, de fondos, de las ideas de sociedad que queremos, en las políticas sociales, culturales, económicas... Y para ello, creo en la ciudadanía más activa...
Leer blogs es a ratos sentir que estos sueños son posibles, pero al fin y al cabo, las comunicaciones, siguen siendo virtuales, y los nexos siguen debilitados... Cómo construir nexos? cómo construir puentes? cómo construir sueños? Agradezco diálogos...
 
Lo dijo Violeta z a eso de las 11:16 a. m. |


10 Tatúan sus reflexiones


At 10:25 a. m., Blogger EsLoQ`HaY

Estoy seguro que cada día estos nexos se solidifican mucho más, y es que, como bien dices, blogger y otras ventanas de comunicación te dan la oportunidad de "Buscar sueños colectivos" lo que te da opciones tan únicas como sentir que tu voz es escuchada, que tu pensar y tu sentir se vuelcan en ideas y sentimientos sociales, que ya tu voz no significa un mensaje emitido... ahora es tu mensaje un canal de comunicación tan potente que logra que otros se animen a responder tal llamado... tal como lo hago yo en este momento...

Saludos!!
Me encanto tu post.
Slqhay.

 

At 11:49 a. m., Blogger tia k

Como todos los que estamos en el ciberespacio de un a manera u otra tenemos la nececidad de comunicarnos o de simplemente de expresar algo.

A mi personalmente me atrajo esto por la reciprocidad de los post , vas conociendo distintos pensamientos en los cuales siempre hay un ser humano con todo una historia y un mundo detras de ellos.
Y sobre todo me emcanta darme cuenta de la capacidad de expresar y comunicar de los jovenes.

Un fuerte abrazo !!!!!

 

At 11:40 p. m., Blogger Papelucho

yo no recuerdo nada de lo que sueño. el truco está en dormir mas de dos horas, creo.

 

At 7:16 p. m., Blogger bajamar

Soñamos y en ocasiones uno mas uno juntan tres en nuestras realidades, pero sólo pasa a veces...a mi me gustaría que no fuesemos un país tan institucionalizado, que fuesemos más gente, más autonomos y empoderados todos...pero falta tanto, aún, hay una brecha tan grande, todavía...y es tan cupular este sistema...es un gran desafío en el trayecto, he visto varias voces terminar enmarcadas en una larga lista de reglamentos, puntajes, fichas y solicitudes...me gustaría que en lo singular del ejercicio, del construir se comprendiera que no somos burocracia, no somos autoridad. Somos pueblo.

comparto plenamente lo que planteas en tu texto.

un beso, (casi colega) :)

 

At 4:18 a. m., Blogger gonzalo

abriendo los brazos hasta que tu alma se llene de un viento cálido de alegría y compañía.

eres amiga de Claudia y de Manuel?

 

At 6:14 a. m., Blogger Carla

Mis sueños osn por lo general extrñaos, y eso cuado me acuerdo, que no me pasa muy seguido.
Pero cuyando hay sueños colectivos, esos que te llenan la cara de una sonrisa que casi te toca las orejas, sabes que algo bueno se viene..

Un beso mujer.

Carla.

 

At 10:06 a. m., Blogger Ula

Los sueños forman ya parte de nuestra memoria, como si hubieran sucedido.
Los tuyos, los que expresas son un deseo de igualdad entre todos los seres humanos y con tu tarea estás construyendo futuro para que la ciudadanía sea un día libre e igual en oportunidades.
Sigue así y mucha suerte en tu labor.
Besos

 

At 3:40 p. m., Blogger MentesSueltas

Atrapante tus letras, me gusto mucho el estilo y el tema me parece muy fuerte, para reflexionar.

Dejo un abrazo desde Buenos Aires.

MentesSueltas

 

At 11:25 a. m., Blogger LadyGalatea

Leí lo de Igor... fuerte. Buen Blog.

 

At 2:36 p. m., Blogger Shadow

Los cambios no son de grupos, todos son de unidades, basta una persona para generar un cambio. Podríamos preguntarnos si un individuo hace alguna diferencia, y en realidad un individuo ES la diferencia, la gente no se da cuenta que pueden cambiar el mundo (aunke suene cliche), pero no es tan dificil, solo deben cambiar de mentalidad y eso es algo que es de su total control, y si deciden hacerlo, el mundo se puede cambiar. Cuando la gente comprende que pasa con el mundo en ke vive actuan rápido, tanto que a veces no se puede reaccionar, como ejemplo esta la caída del muro de Berlín, sólo sucedio de repente y todos los gobiernos del mundo solo miraron, como la gente reaccionó, si bien es algo que se gestó por años, bastó un segundo de reacción. Lo que da la esperanza que cuando la gente se decida a realizar un cambio pasará tan rápido que, quizás, sólo miraremos.

Saludos.