17 de abril de 2007
Transito por la calle Serrano diariamente desde que fue reabierta para el trànsito de personas desde la tragedia de Febrero pasado. Centenas de personas la recorren, y es casi automático centrar la mirada en la muralla que divide la calle del lugar donde se inició el incendio. Fotógrafos aficionados, dibujantes, jóvenes, adultos y niños, dan vuelta su mirada y comentan los detalles: la fuga de gas, la explosión, los testigos... No sé si es producto de la curiosidad del chileno y la chilena, o es un intento de aprender de este remezón que en estos últimos días ha significado para mi Puerto este suceso...

Ivonne Castro irrumpe en la mitad del recorrido, en una animita improvisada, siempre adornada con velas, flores y palabras, que llama a no ser olvidada. Es una de las víctimas del incendio, que se dirigía a trabajar, y no logró sobrevivir a los escombros y la sangre. Ivonne, era el símbolo de la zona cero, en los días de búsqueda, cada porteño y porteña que recorría por curiosidad o mero interés el lugar, veía sus fotos, plagadas de palabras de sus hijos, sus familiares, que clamaban por encontrar a su madre, su hermana, su amiga.

Finalmente sus restos fueron encontrados, y hoy es un símbolo que muestra, que finalmente el patrimonio, las inversiones, la reactivación de la calle y todas esas cosas, van a ser erigidas sobre tragedias como las de la vida interrumpidas de Ivonne y la de aquellos para los que sus vidas fueron marcadas con un antes y un después del día del incendio, y que requieren del duelo necesario para continuar caminando. Aquellos y aquellas para los que transitar por Serrano, como yo, no es algo natural, y remueve sus heridas, aún abiertas...

Ivonne también es el símbolo de la necesidad de respuesta y de búsqueda de responsables, de re mirar el patrimonio sobre el lucro y centrar la mirada en sentido y la construcciòn de ciudad, que hagan que Serrano se transforme en un NUNCA MÀS, otro de los tantos que plagan nuestra historia.

Etiquetas: , , ,

 
Lo dijo Violeta z a eso de las 3:28 p. m. |


6 Tatúan sus reflexiones


At 9:49 p. m., Blogger bajamar

Indignación, eso recuerdo haber sentido, y aún más cuando en los noticieros hicieron un recorrido histórico por las tragedias en monumentos nacionales de Valparaiso, tantos y tantas reiteradas veces, no solo valiosas "piezas historicas" sino el hogar, la casa, el habitat de tanta gente...y pasan los años y las empresas siguen creciendo, el lucro de sus inversiones sigue creciendo, la cidad misma sigue creciendo hacia todos lados, costados hacia donde las políticas públicas tampoco llegan...y cuánto se invierte en la calidad?, cuánto en la prevención?, cuánto en planificación?...a qué costo estamos "creciendo"?, y luego todo pasa al olvido, todo como si nada, habitualmente...indignación, y reflexión que comparto completamente.

Un abrazo desde más al sur

 

At 2:05 a. m., Blogger Gregorio Verdugo González-Serna

Comparto tu reflexión al cien por cien. Tanto crecimiento y tanto desarrollo sobre restos de vidas humanas que se quedan atrás, por la codicio de unos pocos sin escrúpulos que sólo quieren atiborrar sus bolsillos sedientos.
Saludos.

 

At 2:05 a. m., Blogger Gregorio Verdugo González-Serna

Comparto tu reflexión al cien por cien. Tanto crecimiento y tanto desarrollo sobre restos de vidas humanas que se quedan atrás, por la codicio de unos pocos sin escrúpulos que sólo quieren atiborrar sus bolsillos sedientos.
Saludos.

 

At 1:05 p. m., Blogger EsLoQ`HaY

Como te dije una vez.. mientras hayan mentes que recuerden a ivonne y a todos los otros... no habra sido en vano...

Saludos... Esta es tu mejor pág... a mi humilde opinion...XD

Slqhay.

 

At 2:10 p. m., Blogger Rodrigo

Interesante lo que planteas, MZ.

Yo no conozco las calles del puerto tan bien como tú; tampoco he estado en el lugar después de la tragedia, pero me imagino el sentimiento de desolación que debe rondar...

Puede que haya sido una negligencia o, tal vez, un hecho coyuntural que atrapó a Ivonne en el día, la hora y el lugar incorrecto. Lo importante es que esto sirva para tratar de evitar accidentes que llenen de dolor la vida de las personas.

Esto es tarea de todos: de la inversión en calidad y seguridad -como plantean todo-, pero al mismo tiempo de las personas que hacen el día a día. Hay que aprender a vivir, a protegernos del medio y de nosotros mismos... En fin, aprender a hacer sociedad para estar mejor preparados frente a eventualidades como ésta.

Segurié leyendo este Blog. Siempre hay cosas muy interesantes. Te invito a que pases por el mío.

Cariños desde Santiago,

rOd. Z de C.

 

At 1:56 p. m., Blogger Vemod

Ivonne Castro y su sonrisa incombustible parece dibujarse eternamente en el pavimento, el cielo, las columnas, los zócalos, las veredas, los frisos, los cables.. Ivonne y su hijo tallados en la memoria que no debe ser ahogada a punto de novedad, concreto y canónica "belleza".